Consultoría SAP, un mundo de posibilidades

Posteado por
27May

Víctor Hugo Vargas Restrepo – Ex alumno y Profesor del Máster MSG-SAP.

Cuando terminé el máster de SAP de La Salle en el 2003 no llegaba a imaginar el mundo de posibilidades que la consultoría en SAP me permitiría en los años siguientes, y es el haber tenido la oportunidad de participar en diferentes proyectos de implementación SAP, desempeñando diferentes roles en distintas empresas, sectores y países lo que con cada proyecto me enriquece, no solo profesional sino también personalmente.

 He aprendido a entender cómo cambia el significado de las palabras y del tiempo mismo, del “ahora” en muchos países latinoamericanos, diferente al “Now” que se escribe en ingles (aunque mi traductor insista en que significan lo mismo), es el mejor ejemplo cuando esperas que te envíen algún fichero que falta para una carga de datos.

 Para aquellos que estáis trabajando en consultoría en España, quién no ha escuchado alguna vez la famosa frase “Donde dije digo, ahora digo Diego” (relacionarlo por un momento con toma de requerimientos, vaya casualidad) o frases de los usuarios finales como “cada maestrillo tiene su librillo”.

 He aprendido de las diferencias en cuanto a la gestión de equipos, en la que es bien definido el estilo de gestión americano marcado por el “Yes we can!” que lidera un “coach” (técnico); o las diferencias en los estilos de trabajo y duración de jornadas, en el caso de Alemania por ejemplo donde si trabajas hasta más tarde de lo habitual un día, Ok no hay problema, pero si es costumbre quedarse hasta muy tarde cada día, solo puede significar una cosa… “algo anda mal, no eres lo suficientemente productivo que deberías ser en el rol para el cual has sido contratado”.  No es precisamente el caso de España, que en la mayoría de proyectos se hacen horas y horas y “nadie se va hasta que el jefe de proyecto o el cliente no marche” (situación que ha ido cambiado con el tiempo).

 Otro caso más de la vida real, y tal vez el más divertido fue en un proyecto en China en donde después de realizar la formación a los usuarios y continuar con la sesión de ejercicios, para mi sorpresa al obtener un reporte, los códigos, textos y valores eran exactamente iguales al ejemplo que había presentado minutos antes.  ¡Claro está! pensé después, es parte de su idiosincrasia, aprender a escribir chino se basa en la repetición y la memoria de los ideogramas (caracteres chinos).

 Estos son algunos ejemplos de las diferencias culturales, que al mismo tiempo son los que hacen tan interesantes desde mi perspectiva los proyectos de consultoría SAP, por lo tanto, cada vez que finalizo un proyecto siempre me pregunto:                       What’s next?

Archivado en:

Comentar

Tu dirección e-mail no se publicará.

Iniciar sesión