Sesión de IP (Patentes) con Enric Batalla

Posteado por
10Jun

1.- Introducción: Qué es una patente

Una patente es un conjunto de derechos exclusivos otorgados por un estado soberano a un inventor durante un tiempo limitado a cambio de la publicación detallada del invento.

Es decir, tal y como se detallará más adelante, se debe definir de forma detallada cuál es la invención, con esquemas que lo ilustren, de forma que un tercero pueda ser capaz de reproducir dicha invención. A cambio, se consigue un derecho de exclusión, que no es más que el derecho a evitar que otros usen la invención, al menos sin una autorización o acuerdo previo.

2.- ¿Qué es patentable?

A la hora de plantearse el proceso de realizar una patente, hay que tener en cuenta que no todo es patentable, pues existen una serie de requisitos. Aunque estos requisitos pueden variar ligeramente según el país o el territorio (Por ejemplo, los Estados Unidos dan mayores facilidades para realizar patentes de más tipos), principalmente los requerimientos son los siguientes:

  • Que suponga una novedad.
  • Que sea un proceso inventivo (en otras palabras, no sirven obviedades).
  • Las ideas deben ser útiles, tener aplicación, y ser de contenido técnico.
  • Descripción suficientemente detallada como para que un tercero pueda reproducir la invención.

Por otro lado, no es patentable:

  • Simples ideas. (P. ej. “un coche que consuma menos de 3L/100”).
  • Software por sí mismo (P. ej. “Un programa para comprar entradas”).
  • Fórmulas matemáticas y descubrimientos científicos.
  • Ideas que tengan contenido relacionado con la manipulación de seres humanos.

3.- Estructura de una patente

Una patente es un documento escrito que contiene, primero de todo, una descripción que contiene:

  • Título.
  • Estado del arte.
  • Explicación de cómo la invención solventa los problemas.

Seguidamente contiene esquemas y dibujos que ejemplifican una posible utilidad de la patente y clarifican en qué consiste.

Ejemplo de un boceto de una patente

  • Una descripción detallada.
  • Reivindicaciones y alcance de la protección.

4.- Reconocimiento de la tecnología

Dentro de este apartado, destacaríamos dos puntos que, aunque pueda parecerlo, no siempre resultan del todo obvios:

El primero, es que la patente debe suponer siempre una ventaja competitiva. Además, el hecho de tener una patente para tu compañía, servirá como atracción para los inversores y como garantía de recuperar dinero en caso de que todo vaya mal.

El segundo, es que cuando se trata de redactar patentes, “menos es más”. Es decir, hay que evitar concretar en demasía puesto que ello puede jugar en nuestra contra. El ejemplo que se comentó fue el del sistema de refrigeración de baterías de Tesla. Si, por ejemplo, hubiesen especificado que se refrigeraba únicamente mediante la climatización del coche, cualquier podría haber copiado el sistema utilizando otra fuente de frío. Por lo tanto, en ocasiones será mejor no especificar demasiado, pero manteniéndose siempre dentro de los requisitos.

5.- Proceso de obtención de la patente

El proceso de obtención de una patente es largo y relativamente complejo. Además, hay que recordar que la patente únicamente es efectiva en el país en el que se solicita.

De forma resumida, los pasos a realizar son los siguientes:

  • Hacer una investigación previa, en webs como google patentes.
  • Definir qué es lo que se quiere proteger.
  • Hacer el borrador.
  • Hacer la aplicación.
  • Publicación de la aplicación de la patente (18 meses).
  • Examinación de la aplicación.
  • Discusión sobre la patente (1 año).
  • Después de 3-4 años se expide o se rechaza.

También hay que tener en cuenta que tener una patente no es infalible en un caso de disputa legal, ya que el juez tiene la capacidad de invalidar patentes si no las considera adecuadas por la razón que sea.

6. Otros apuntes de la sesión

A lo largo de la sesión se hicieron otros comentarios y enseñanzas que pueden ser de utilidad:

  • Los juicios por patentes son relativamente comunes. P.ej. Apple vs. Samsung. Además, las cifras que se manejan pueden llegar a ser millonarias.
  • Existen mercados de intercambio de patentes y compañías que se dedican a acumular patentes para sacar beneficio.
  • Tener una patente le da valor y atractividad a las start-ups.
  • Si una start-up va mal, las patentes se pueden vender para recuperar la inversión, o incluso sacar provecho de ella.
  • La venta de una patente oscila entre los 10.000 y el millón de dólares.
  • Algunas de las patentes más activas tienen que ver con LTE, mercado móvil, dispositivos médicos, coches eléctricos, biotecnología y renovables.

7.- Conclusión

Es importante tener patentes que protejan tu producto y/o negocio, pues eso puede otorgar ventajas muy importantes. Es clave elegir en qué mercado o mercados realizar las patentes, ya que únicamente te protegen en el país en el que se han hecho, pero tampoco es necesario patentar en todos los países. Un recurso común es patentar en Estados Unidos ya que es uno de los mercados más grandes. Ello implica que si una compañía grande quiere lanzar un producto y no puede hacerlo en EEUU, seguramente ya decida no lanzarlo.

En cualquier caso, y como conclusión última, lo más importante es simplemente tener presente que las patentes existen y, por un lado, ser conscientes de cómo pueden ayudarnos y, por otro lado, tener en cuenta que si lanzamos algún tipo de producto o servicio, el mismo puede estar protegido anteriormente, con lo que hay que actuar con precaución.

 

Diana Picón y Miguel Ávila

Estudiantes del MGT

Curso de Emprendimiento de productos y servicios en base tecnológica.

Archivado en:

2 comentarios sobre Sesión de IP (Patentes) con Enric Batalla

  1. Pingback: Proposta estratégica para las Patentes y la IP a Catalunya | Innova Institute – Innovation & Entrepreneurship

  2. Diana y Miguel,
    Excelente resumen.
    Ideas claras

Comentar

Tu dirección e-mail no se publicará.

Iniciar sesión