La técnica del Test de Guerrilla: ¡a la caza del usuario!

Posteado por
04May
Imagen libre de derechos de autor

Imagen libre de derechos de autor

Seguro que alguna vez te han dicho que pueden pasar cosas interesantes cuando hablas menos y escuchas más. ¡Pues te aseguro que es totalmente cierto!

En el módulo de Diseño Centrado en el usuario del Master de User Experience, los alumnos hemos podido comprobar este hecho en primera persona, ya que por fin hemos empleado técnicas de testeo con usuarios. ¿Quieres saber cómo fue todo el proceso hasta romper el hielo con nuestros users? ¡Pues continúa leyendo!

¡Elemental mi querido Watson!

Para saber a dónde vamos, tenemos que saber de dónde venimos y esta retrospectiva es la que tuvimos que hacer en nuestro proyecto durante el módulo 3.

Necesitábamos saber en qué condiciones se encontraba la web de nuestro cliente y determinar sus “puntos débiles,” para poderle hacer una propuesta de mejora que llevara la experiencia de usuario a otro nivel.

El primer paso fue realizar un análisis heurístico experto. ¿Qué es eso? te preguntarás. Pues en palabras llanas, se trata de hacer una auditoria en una web. Navegar por todos sus rincones hasta encontrar esos pequeños crímenes de usabilidad que se han cometido.

Visto así parece algo súper difícil de llevar a cabo, pero el famoso experto en usabilidad Jacob Nielsen y sus discípulos en esta disciplina, nos pusieron las cosas un poco más fáciles.

Estos expertos decretaron unos principios heurísticos, un checklist de lo que se supone configuran las buenas prácticas en usabilidad. Criterios que todo experto que trabaje en UX debería saber y seguir al pie de la letra en la medida de lo posible, si no quiere ganarse enemigos.

Cada miembro del equipo hicimos una lista (planteada en forma de hipótesis) de lo que considerábamos que bajo nuestro criterio eran problemas de usabilidad e indicamos a que principio heurístico nos acogíamos para argumentar que aquello se podía considerar un problema. Incoherencia estética, problemas de libertad de navegación, copys mejorables, etc; fueron por ejemplo, algunos de los elementos que detectamos que podrían mejorarse en el caso de la web de nuestro cliente.

A posterior, los miembros de nuestro equipo cruzamos nuestras listas (o pruebas de los pequeños crímenes), para compararlos y redactar un informe conjunto, ya que en estos casos cuatro ojos ven más que dos y contrastar opiniones es clave en el trabajo en equipo.

 

El usuario final manda

Aún faltaba un paso más en esta etapa de Diseño Centrado en el Usuario… ¡ya que en UX el usuario final es el que manda!

Aunque un profesional tenga muchos años de experiencia en esta disciplina, ha de ser consciente de que él mismo no es el usuario final del producto o servicio sobre el que está trabajando y aunque tenga un estupendo criterio, tiene que enrolar al usuario en todas las etapas de un proyecto UX.

El día que nos tocaba clase sobre este módulo, después de la pausa de la comida, el profesor nos dijo “Coged vuestros abrigos. Nos vamos en busca de usuarios”. ¿Qué? ¿Ahora? Exclamó la clase. ¡Íbamos a hacer nuestro primer Test de Guerrilla!

Seguro que más de una vez tu jefe o cliente te ha pedido que tu propuesta sea buena, bonita y barata. Pues bueno, cuando se trata de usabilidad el Test de Guerrilla te permite testear de un modo rápido, económico e ilustrativo sin tener que hacer grandes protocolos de test de laboratorio.

Una cafetería o espacio público sirven como escenario perfecto para encontrar personas a las que hacerles preguntas sobre el producto mientras lo están usando.

De este modo puedes comprobar in situ, si las hipótesis que habías anotado, realmente son problemas y dificultan la buena experiencia de usuario cuando navegan por la web.

En el caso de nuestro primer usuario lo encontramos en la cafetería de la universidad y no sabíamos quien estaba más nervioso si él o los miembros de nuestro equipo. Pero como nos contó el profesor según su experiencia, cuando rompes el hielo, al cabo de un minuto empiezas a disfrutar. Y realmente es cierto, ya que cuando ves cómo se cumplen las hipótesis que habías determinado y descubres cosas nuevas que no te habías percatado, empieza la magia.

Nos estamos adentrando en el fascinante mundo de la investigación con los usuarios ¡y creo que esto engancha!

 

No sólo de números vive el investigador

Sin duda, la parte más interesante para mí en este módulo, ha sido la interacción con el usuario.

No me refiero al hecho de contrastar y corroborar que tienes razón en algunas cosas y que tu criterio analítico va por buen camino; me refiero a la información que descubres cuando hablas menos y escuchas más a la persona que tienes al lado.

Números de errores según principios heurísticos, tasas de éxito de las tareas testeadas, tiempo que tardan los usuarios en hacer una tarea, tasa de satisfacción… son datos cuantitativos que podemos extraer de hacer test sólo con 10 usuarios. Sin embargo, no debemos quedarnos en la superficie. ¡Siempre debemos indagar más!

Los Test de Guerrilla son algo más que números; son una fuente de descubrimiento y de información impresionante: ¿Qué piensa el usuario? ¿Cómo ve un producto o servicio desde su perspectiva? ¿Cómo lo vive? ¿Qué le inquieta? ¿Qué le falta a la web para que le atraiga?

Estos y otros datos cualitativos son hallazgos que ya están empezando a salir a la superficie y que los debemos tener en cuenta en posteriores etapas de nuestro proyecto.

Nos estamos empezando a meter en la mente de los usuarios y es fascinante.

Learning by doing… ¡Seguro que el next step nos depara una etapa apasionante repleta de nuevos hallazgos! Os lo iremos contando.

Elena Queralt
MUX – Máster en User eXperience
Edición 2017-2018
La Salle Campus BCN – Universitat Ramon LLull
Archivado en:

Comentar

Tu dirección e-mail no se publicará.

Iniciar sesión