De usuaria a crítica de webs

Posteado por
09May

Tras el empacho de turrones y polvorones cuesta ponerse las pilas. Mientras que en el módulo anterior hicimos un inciso para crear un informe con las métricas de una ONG, En este nos toca retomar el cliente original. Este mes nos vamos a centrar en hacer una evaluación heurística. La mejor forma de empezar, para no perderse navegando por la web buscando (y encontrando) errores aquí y allá, hicimos un proto-persona: Una definición esbozada del usuario “tipo” de nuestra web. Gracias a esto, logramos entender las necesidades de este y cuáles son las acciones principales que va a efectuar una vez aterrice en el site del organismo oficial con el que trabajamos.
Una vez determinadas estas características básicas, aprendemos a analizar los pasos que sigue y los diferentes problemas que presenta la web. Aprovechamos la clase para poner en común que principios y secciones que vamos a usar para catalogar cada uno de los problemas que detectamos.

Lo que al principio parecía algo tan trivial como detectar un elemento defectuoso de la interfaz, pronto se nos convierte en una elaboración conceptual sobre la funcionalidad general de la web, que a priori, presenta muchísimos problemas, y además a muchos niveles.
Nuestra siguiente tarea, seguir el análisis de detectar problemas y categorizarlos en principios heurísticos de forma individual, hasta dar con una excepcional cantidad de problemas. Para, posteriormente, poner en común todos los fallos detectados: unificando aquellos repetidos, completando aquellas definiciones donde cada uno ha detectado el problema desde una perspectiva diferente.
En la segunda clase, empezamos el tema de Test de Guerrilla. Definimos 3 guiones, uno por cada tipo de usuario, y en cada uno planteamos tareas con 3 casos de uso cada uno. Pero un test no es test si no te lo hace un usuario. Pasamos del guion a la acción en un visto y no visto. Salimos de clase y vamos en busca de un anónimo voluntario que nos hace el favor de dedicar 20 minutos a realizar las tareas que le proponemos. El primer contacto intimida. Pero damos con una investigadora, precisamente muy familiarizada con el tema que nos toca trabajar. Nos dedica su atención sin esperar nada a cambio y nos acaba mostrando una forma de navegar por la web que no esperamos, y que nos da una perspectiva totalmente nueva. Después de esto, nos toca llevar esta experiencia a nuestro terreno, cada miembro del equipo aporta 3 test de guerrilla más, uno por cada tipo de usuario.
En mi caso, pido favores a gente de mi entorno, y en menos tiempo del que esperaba, ya tengo los test hechos.

Algunos usuarios me sorprenden, superan con facilidad inesperada las trampas que hemos puesto para poder demostrar algunas hipótesis, y en cambio otros quedan atascados irremediablemente.

Al final del proceso se corroboran la mayoría de nuestras sospechas, y elaboramos un informe profesional y extenso con hipótesis, guiones, y conclusiones. Ha sido un mes intenso, pero en pocas semanas he pasado de ver webs, a analizarlas.

Irene Fernández
MUX – Máster en User eXperience
Edición 2017-2018
La Salle Campus BCN – Universitat Ramon LLull
Archivado en:

Comentar

Tu dirección e-mail no se publicará.

Iniciar sesión