Proyecto e-yachay

La palabra yachay significa aprendiendo en quechua. Este proyecto actúa con el objetivo de crear entornos socioeducativos inclusivos en las comunidades rurales del Valle Sagrado de los Incas a través del uso de la tecnología digital.

El proyecto e-yachay pretende introducir las nuevas tecnologías en las escuelas de las comunidades campesinas alto andinas con el objetivo de mejorar su motivación para el aprendizaje y conseguir una sociabilización inclusiva. El aprendizaje de los alumnos de primaria y secundaria de estos entornos es muy lento debido a diferentes condiciones físicas y psicológicas.

La creación de una infraestructura digital mínima potencia el aprendizaje. Por un lado el proyecto les dota de dispositivos móviles que se utilizan para realizar actividades de captura de imágenes y vídeo relacionados con diferentes áreas de conocimiento. Esto se complementa con el uso de los ordenadores que les permite la edición de textos e imágenes, la creación de presentaciones y el almacenamiento de los materiales recopilados.

También se instala software educativo que potencie el aprendizaje de conocimientos básicos como son las matemáticas y la lengua castellana. De este modo los alumnos también adquieren competencias digitales básicas.

En julio de 2015 se ha realizado un piloto en la comunidad campesina de Pampallacta donde se han obtenido unos resultados muy satisfactorios. Los alumnos han trabajado en grupo y han compartido sus imágenes tomadas para interactuar entre ellos y apreciar los resultados de los compañeros.

Particularmente con los vídeos, se han tomado escenas propias de la cultura inca, del entorno y de la familia. Con los dispositivos móviles se han tomado fotografías de los animales y plantas propios de la región, constituyendo todo ello una fuente documental de mucho valor para la preservación de la cultura inca.

En las comunidades rurales es muy difícil tener acceso a un ordenador; por este motivo es tan importante que este proyecto siga creciendo y se pueda replicar en tantas comunidades como sea posible.

Para poder seguir con el desarrollo de este proyecto, su seguimiento y evaluación se necesitan colaboradores que puedan realizar cualquier tipo de aportación, tanto material (portátiles, smartphones, etc.) como económica.