Sobre la entrevista de trabajo

Posteado por
12Oct

En la clase de Dirección de Personas hemos tenido otra interesante charla-debate sobra las entrevistas de trabajo.

Fue realmente peculiar, porque la discusión ha sido un constate ida y vuelta sobre los dos roles en el momento de la entrevista. ¿Qué actitudes, respuestas y gestos del entrevistado se valoran? y las mismas mismas preguntas y reflexiones sobre el entrevistador.

Las charlas sobre tipos de entrevistas, formas de presentarse y “venderse” suelen esta enfocadas en las necesidades del entrevistado de llevar a cabo con éxito una el proceso de búsqueda de trabajo. En general nos enseñan qué debemos decir y cómo para “vendernos” como profesionales.

El punto es si vale la pena “vendernos” o si quizás no es mejor una reflexión profunda que nos permita cambiar un poquito.  Es decir: valorar la importancia de la verdad y la sinceridad, porque nuestras capacidades son las que entrarán en juego cuando seamos elegidos.

El comportamiento postural no es una actitud que debamos “cuidar” en una hora de entrevista porque nos puede desfavorecer, si no que es un aspecto que debemos analizar y sobre el que hemos de reflexionar. Mejorando nuestra relación con nuestro cuerpo, mejoramos la comunicacion con todas las personas que nos rodean.

El mismo análisis hemos hecho también sobre el entrevistador en tanto que cara visible de la empresa. Cómo es que las cosas que hace o dice transmiten lo que nosotros pensamos de la empresa.  Sus gestos, sus preguntas y su actitud durante el proceso de selección son el mensaje que la empresa transmite.

Esto último es muy importante: no es lo mismo ser una empresa en la que gente quiere trabajar que ser una empresa poco atractiva. Tiene mucho que ver con la capacidad para atraer más o menos talento. Si somos una empresa con una buena política de gestión del personal desde los primeros contactos con los candidatos y la relación con el equipo de profesionales es acorde, será una consecuencia natural que las personas con talento quieran trabajar en nuestra empresa. Mientras que si esto no ocurre, nos costara encontrar gente calificada y adecuada para los proyectos.

Porque una empresa está conformada por las personas que en ella están y cada una de ellas, suma y multiplica su valor en un buen ambiente de trabajo en el que se siente reconocido. Todo esto empieza en el momento de publicar un anuncio para una vacante disponible.

Archivado en:

Comentar

Tu dirección e-mail no se publicará.

Iniciar sesión