Conoce las últimas tendencias en herramientas y técnicas en project management y las últimas tendencias en soft skills: gestión de equipos, liderazgo, etc.

12 Diciembre 2022 | Publicado por angela.tuduri

El método de la ruta crítica en la gestión de proyectos

La flexibilidad en el desarrollo de un proyecto es capaz de cambiar los resultados y el éxito de éste.

Cuando hablamos en la gestión de proyectos sobre el progreso y la hoja de ruta de cualquier plan, estamos hablando de las tareas que nos guiarán y servirán como apoyo para lograr los objetivos planteados.  

Existen métodos que, implementados correctamente, ayudan a los project manager a establecer un plan de acción capaz de detectar aquellas tareas riesgosas o críticas que puedan poner en peligro la consecución del proyecto. El método de la ruta crítica, tal y como su nombre indica, se refiere al sistema que nos ayuda a detectar aquellas acciones/tareas necesarias para garantizar la flexibilidad de cualquier tipo de proyecto.  

El método de la ruta crítica comenzó a implementarse en proyectos a finales de los años 50. ¿Quieres conocer las claves de este sistema? En este post te lo adelantamos las respuestas.  

La ruta crítica  

Identificar las tareas más importantes en el cronograma de un proyecto y establecer una vía que permita reducir los riesgos y costes es el objetivo principal de este método.  

Tal y como menciona el PMI - Project Management Institute en su plataforma comunitaria, conocer la duración de las acciones, su planificación, la priorización de tareas y flexibilidad serán la ayuda perfecta para hacernos una idea general de la perspectiva del proyecto.  

En otras palabras, el método de la ruta crítica nos invita a profundizar en las tareas más complejas del proyecto para poder elaborar una hoja de ruta eficaz.  

El Método de la Ruta Crítica (CPM) es el resultado real, honesto a la bondad, de la búsqueda activa de una gerencia progresista de mejores formas de hacer las cosas.” James E. Kelley, Jr. y Morgan R. Walker 

James Kelley y Morgan Walker, fundadores de la fórmula CPM - Critical Path Method (por sus siglas en inglés) descubrieron una nueva necesidad a la hora de planificar y controlar el proyecto que tenían entre manos. El almacenamiento, la recuperación de información o datos, la estimación y programación se convertían en áreas problemáticas. En consecuencia, decidieron establecer un método que fuera capaz de controlar aquellos campos de riesgo y garantizar el éxito del plan.  

Qué es  

El propósito principal de cualquier proyecto está directamente relacionado con la ejecución en el tiempo y su alineación con los objetivos. 

El método de la ruta crítica es un enfoque utilizado en la gestión de proyectos para determinar el orden en el que se deben realizar las tareas. Esencialmente es una forma de planificar y gestionar un proyecto. Este método permite a las organizaciones completar sus proyectos dentro de un plazo determinado. También evita que los proyectos se compliquen innecesariamente y consuman tiempo.    

Facilitar el modelaje de los componentes involucrados en un proyecto con el objetivo de evaluar la dependencia de tareas, entregables y acciones es lo que el método de la ruta crítica nos enseña. Esto nos sirve para establecer una línea del tiempo óptima y seguir de manera estable todos los cambios en un proyecto.  

Una de las características más destacables del método de la ruta crítica es que no se podrá comenzar una tarea si la anterior no ha finalizado. Esto nos permite controlar todas las acciones, enlazando las tareas y el tiempo estimado por todas las partes involucradas en el proyecto.  

Los project managers utilizan una ruta crítica para garantizar que sus equipos se construyan a tiempo.  Es esencialmente una hoja de ruta para cualquier tipo de proyecto que garantiza que no se pierda ningún paso. Garantiza que cada paso conduzca directamente al resultado final.   

Análisis de la ruta crítica  

El método de la ruta crítica puede ayudarnos a establecer un camino seguro hacia el éxito de cualquier proyecto. Nos puede asegurar información útil que sirva de precedente para proyectos actuales y futuros evitando así riesgos o rutas críticas. 

Una de las características más importantes de CPM es que guía a los gerentes de proyectos a través del proceso de inicio y planificación del proyecto. Inicialmente, el director del proyecto establece el objetivo del proyecto e identifica todos los recursos necesarios para completarlo. A continuación, determina la ruta crítica en función de los recursos disponibles y asigna el tiempo de espera más breve para cada recurso. A través de este proceso, puede determinar que tareas se pueden completar primero y cuales deben esperar.    

Pasos 

¿Qué pasos debemos seguir para elaborar una ruta crítica? 

  1. Enumera las tareas pendientes – siguiendo una estructura de desglose de trabajo, enumera todas las tareas necesarias para llevar a cabo el proyecto.  

  1. Reconoce las tareas críticas/dependientes - ¿existen tareas dentro del proyecto que dependen unas de otras? Identifícalas para saber las prioridades del plan.  

  1. Define el diagrama de redes – el diagrama de red, utilizado principalmente en la ruta crítica, es capaz de identificar los puntos dependientes del proyecto de una forma totalmente visual.  

  1. Planifica el tiempo para cada tarea - ¿cuánto se tardará en ejecutar todas las tareas? ¿Y cada una? 

  1. Elabora la ruta crítica - una vez establecidos todos los procesos, tareas y tiempo, elaboramos la ruta crítica. Incluyendo tiempos de inicio y finalización de las tareas más sencillas y complejas encontraremos el camino más fácil a seguir, reduciendo considerablemente el tiempo de las actividades.  

Beneficios y ventajas  

Como hemos podido comprobar, utilizar el método de la ruta crítica, puede ayudarnos a identificar las tareas complejas dentro de un proyecto y establecer el tiempo necesario para conseguir el proyecto con éxito en la cronología establecida por todas las partes involucradas.  

En cuanto a los beneficios y ventajas que supone incluir este método en proyectos actuales, encontramos:  

  1. Permite identificar las tareas más complejas 

  1. Ayuda a establecer los tiempos del proyecto 

  1. Ayuda a reducir los plazos de entrega 

  1. Sirve como comparador del proyecto programado y el real 

  1. Ayuda a planificar, organizar y gestionar  

Son múltiples las ventajas que encontramos a la hora de elaborar una ruta crítica. La forma en la que identificamos las tareas pendientes en un proyecto y su ejecución a lo largo del tiempo nos servirán a los project managers para poder establecer proyectos más seguros y flexibles a lo largo del tiempo.  

Si estás pensando en formarte en relación a la gestión de proyectos, en La Salle-URL contamos con programas especializados en el área de la Gestión de Proyectos y pioneros desde hace más de 20 años. ¿Quieres saber más?  
 

Conviértete en Project Manager

Share

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
3 + 6 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.