Descubre todos los secretos del mundo de las start-ups, business angels, venture capitals de la mano del parque de innovación La Salle Technova Barcelona.

02 Marzo 2015 | Publicado por Team Technova

Pros y contras del hosting gratuito

hosting

Un problema recurrente, es el de la gente que ha montado un sitio web con un hosting de mala calidad. Dentro de esto hay un caso especial muy frecuente que es el caso del hosting gratuito.

El hosting gratuito es una opción que por motivos obvios gusta mucho, lo que resulta sorprendente es hasta qué punto.

Como es de esperar, el hosting gratuito es una opción de muy baja calidad y por lo general simplemente inviable como opción de alojamiento web o correos para un sitio que tenga una mínima intención de ir en serio. Algo de lo que mucha gente no es consciente, es que los propios proveedores no pretenden eso. Generalmente, la gente que proporciona estos servicios es que sea un gancho comercial para que el cliente acabe contratando una opción de pago. Sin embargo, esto no quiere decir que no haya otros usos en los que hosting gratuito tenga realmente mucho sentido, incluso pueda llegar a ser la mejor opción.

El problema es simple: con tal de captar al cliente, la publicidad sugiere entre líneas mucho más de lo que luego realmente cumple, suele contar verdades a medias, y por otra parte, muchos clientes con tal de ahorrarse dinero, optan por alojar su web en un servicio de este tipo.

5 formas de aprovechar un hosting gratuito

Debes tener claro que un hosting gratuito no es una opción recomendable para un sitio web real como un blog personal que cuente realmente con perspectivas de generar algo de tráfico y conseguir gente que lo siga, y desde luego es una opción absolutamente inadecuada para un sitio profesional, ni los propios proveedores te recomiendan que lo uses para eso.

Pero eso no quiere decir que sea un servicio que no tenga sentido, hay una serie de casos de uso muy interesantes para un hosting gratuito, entre los cuales destacaría los siguientes:

1. Conocer y aprender a trabajar con un servidor de hosting

Esta forma de usar un alojamiento web gratuito es la más obvia. Si tienes en mente, por ejemplo, migrar tu blog de un sitio alojado por un tercero como WordPress.com o Blogger a la opción profesional de un blog WordPress.org con hosting propio, entonces, puedes ser interesante que experimentes primero un poco con un hosting gratuito para quitarte el miedo o saber estimar mejor en qué te estás metiendo y si te compensaría quizás la ayuda de un profesional para ello.

No obstante, hay un peligro importante: un mal hosting, debido a sus limitaciones, puede darte muchos problemas y generarte una imagen falseada (negativamente) de la dificultad de montar un sitio con hosting propio cuando es algo que no resulta tan difícil. Así que, si tienes claro que quieres migrar, francamente, no perdería tiempo con este paso intermedio. Lo dejaría en una opción para caso de que sólo quieras curiosear un poco.

2. Entorno de pruebas

Cuando tienes cualquier tipo de web, deberías crear también un segundo sitio para pruebas en el cual puedas probar tranquilamente cambios o pequeños desarrollos sin afectar al sitio principal, especialmente si se trata de cosas que no son triviales e inmediatas de implementar. En este caso, un hosting gratuito es una opción interesante para poder madurar las cosas antes de implantarlas sin incurrir en el coste de tener que contratar un segundo hosting.

3. Puede ser suficiente para entornos pequeños

Gracias al desarrollo tan espectacular que ha tenido lugar en el mundo open source (código abierto) estos años, por suerte, contamos hoy en día con muchísimas aplicaciones de muy buena calidad que son completamente gratuitas y que usan típicamente la combinación tecnológica de PHP + MySQL la cual se soporta en prácticamente cualquier hosting.

Además, si mantienes las copias de seguridad de tu sitio como es debido, no habrá grandes problemas en mudar la aplicación de un hosting a otro si hiciera falta.

4. Puede ser una alternativa superior a determinados servicios gratuitos

Enlazando con el ejemplo anterior, instalar una aplicación en un hosting gratuito puede ser una alternativa mejor a un servicio similar gratuito. Por ejemplo, en el caso de los foros en español, es muy conocida la plataforma Foroactivo, es un sitio en el que se puede crear un foro gratis, una idea similar a lo que es, por ejemplo, WordPress.com para los blogs. Podría haber sido una alternativa para el ejemplo anterior.

Sin embargo, al igual que en el caso de WordPress.com, la contrapartida son serias limitaciones en su funcionalidad, en el caso de Foroactivo, una de las más importantes limitaciones es la imposibilidad de adjuntar ficheros en los hilos del foro.

La limitación y gran desventaja frente a Foroactivo será que los hosting gratuitos ajustan tanto los recursos que apenas aguantarás tráfico. Para la comunidad de vecinos puede funcionar bien, pero para un foro público que tenga algo de vida dalo por completamente inviable.

5. Linkbuilding

A veces también se usan hostings gratuitos para hacer link building, aunque esta opción con un hosting gratuito resulta bastante limitada puesto que solamente servirá de algo con un dominio propio (que pocos permiten).  Por otra parte, el sitio al no poder crecer en tráfico por las propias limitaciones del hosting gratuito, tampoco tiene muchas opciones de ganar mucha autoridad propia.

Todo esto hace que los enlaces de este tipo de sitio tendrán un valor relativo, con lo que también habrá que valor si esta estrategia tiene realmente sentido. Esto ya dependerá de la calidad de la opción elegida(si llega a unos mínimos de tráfico, velocidad y estabilidad).

9  Riesgos del hosting gratis que el proveedor no te suele contar

Veamos dónde están los límites del hosting gratis.

1. Recursos mínimos

El hosting gratuito no es altruista, busca ganar dinero y, por tanto, los recursos del servidor están extremadamente limitados para poder compartirlos entre el mayor número de usuarios posible y que así puedan salir las cuentas del negocio.

Es relativamente frecuente que se anuncien características como “espacio ilimitado” o “transferencia ilimitada” o cifras elevadas para estos parámetros. Lo que no cuenta el proveedor es que, en realidad, se trata de una falacia porque el resto está capado al máximo, sobre todo, el uso de CPU y memoria, y eso hace que el tráfico que es capaz de aguantar el servidor sea muy reducido.

Si con un hosting básico que sea económico pero profesional, es perfectamente posible soportar, por ejemplo, un blog con unos 50 usuarios simultáneos con buena velocidad, la mayoría de los hostings gratuitos se van a caer nada más coincidan dos o tres usuarios a la vez visitando el sitio y, desde luego, todos con un poco de tráfico van a ser lentos. Así que ese “espacio ilimitado” o “transferencia ilimitada” es una falacia porque debido a otras limitaciones nunca se va a llegar a aprovechar.

Por otra parte, en el momento que una web empiece a demandar recursos por otros motivos, tendrás el mismo problema. En un blog WordPress, por ejemplo, estarás muy limitado con el uso de plugins porque los plugins consumen recursos y añaden carga al servidor.

2. Nula fiabilidad del servicio, caídas frecuentes

El hosting gratuito es obviamente hosting compartido, pero, además, sobrecargado para exprimirlo al máximo, la situación recuerda un poco a las imágenes de los autobuses sobrecargados que se ven a veces en países del tercer mundo. Por tanto, es lógico que haya caídas frecuentes y largas del servicio. Simplemente no puede ser de otro modo porque si no, el modelo de negocio es imposible que funcione.

3. No hay soporte

Cualquier sitio web que vaya más allá de un juguete necesita soporte porque las incidencias ocurren, y ocurren en todos los hostings, sean buenos o malos, muchas veces, además, no por culpa del proveedor de hosting sino por algo que ha hecho mal el cliente en su sitio.

Un servicio bueno se distingue porque cuenta con un soporte bueno (competente) y ágil para que te saque a flote el problema. En un hosting gratuito simplemente no cuentes con ese soporte, no es posible en la práctica (costes).

4. Pueden cancelar tu cuenta en cualquier momento

En realidad, este es un derecho que se reserva cualquier proveedor de hosting ya que un cliente puede hacer un uso ilícito de sus recursos como montar, por ejemplo, un servidor de spam.

Pero en el hosting gratuito es frecuente que se cierren cuentas no por este motivo, sino porque sí, es decir, porque el proveedor se haya quedado escaso de recursos o por cualquier otro motivo del cual no tiene culpa el usuario. Muchas veces se hace sin aviso alguno, algo normal en un hosting gratuito, así que, en definitiva, hazte a la idea de que no hay garantía de servicio alguna, son las reglas de juego en un hosting gratuito.

Así que esto es otro motivo más por el cual un hosting gratuito es una solución completamente inadecuada para cualquier actividad web profesional o que realmente te resulte importante porque no se puede permitir estas lagunas de servicio

5. No puedes usar un dominio propio

Generalmente usar un hosting gratis implica usar un subdominio del proveedor para tu web, aunque hay excepciones como la de Nixiweb. Esto te impide hacer branding en condiciones, ya que el dominio es un elemento de marca, no solamente en la URL de la web, sino también, por ejemplo, en las direcciones del correo electrónico.

6. Riesgo de mala imagen

De alguna manera, la suma de los puntos anteriores confluye en la conclusión de que resulta bastante complicado conciliar una buena imagen con el uso de  un hosting gratuito.

En cualquier actividad en la que la imagen tenga una mínima importancia la suma de tener no tener tu propio dominio, un servidor lento y que haya caídas frecuentes, etc., te va a perjudicar.

7. Software desactualizado

Un servidor que no se mantenga bien te puede dar muchos problemas ya que aplicaciones como WordPress te exigen que el software del servidor se encuentre razonablemente al día, sin hablar de vulnerabilidades y el tema seguridad en general. Y lo peor no es que tu aplicación no funcione porque eso es, al menos, es una situación evidente y fácil de diagnosticar, sino que funcione a medias, con esos pequeños fallos arbitrarios que se dan sólo a veces, no sabes muy de dónde salen y que luego te están dando constantemente la lata y haciéndote perder el tiempo.

8. Respeto a la privacidad y posibles problemas legales para ti

Una cuestión de la que mucha gente no es consciente es el hecho de que crear un sitio web también te puede acarrear problemas legales si no sabes lo que haces y no me refiero a un sitio de pirateo.

Por ejemplo, crear una simple lista de suscripción por correo en la que la gente se apunta con su dirección de correo electrónico es una situación que crea una problemática de protección de datos ya que el dato del correo electrónico se considera un dato personal y tratar esta información adecuadamente puede traerte sanciones económicas, por ejemplo, por no haber notificado la creación de ese fichero a la Agencia de Protección de Datos o facilitar esta información a terceros.

Es muy importante que sepas exactamente con quien estás alojando tu sitio porque si no es una empresa de fiar, podría ser, por ejemplo, que sea tu proveedor quien se esté tomando “prestada” cierta información como estos datos personales sin informarte.

9. Tu tiempo es dinero

Puesto que un hosting gratuito tiene más limitaciones, más incidencias y menos soporte que uno de pago, plantéate que también vas a perder más tiempo con estas incidencias. Volvemos a lo mismo: si no tienes presupuesto y es para jugar un poco y aprender, vale, pero si es para crear un proyecto serio, ¿no deberías estar dedicando esas horas mejor al proyecto?

Incluso, aunque sólo sea para jugar, en el caso de que no te encuentres en una situación de necesidad extrema, ¿no te compensaría pagar esa cuota mínima al mes y dejarte limitaciones y problemas?

Fuente de información de esta notícia: Ciudadano

Share

Comentarios

Buen post. Realmente es cuestión de cuan importante sea el proyecto web que estés montando. Nunca arriesgaría una web seria en un hosting web gratuito, ya que realmente no pueden asegurarme un servicio confiable. Con esto no quiero decir que los alojamientos web pagos sean 100% a prueba de fallas, pero al menos entiendo que se esforzarán más, ya que de mi satisfacción depende su ingreso.

Saludos!

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
10 + 7 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.