Blog del grupo de investigación GRITS. Redes de próxima generación para el Internet del futuro, Fog Computing e Internet de las cosas para implementar nuestros diseños personalizados en nubes híbridas ciberseguras, en sistemas de almacenamiento a gran escala y comunicaciones de larga distancia.

30 Marzo 2012 | Publicado por Equipo Editorial Antártida

Mientras tanto, en Cambrils…

En este post voy a explicar por encima el sistema de recepción que tenemos montado en Cambrils. Hasta la campaña 2011-2012 el receptor estaba situado en el Observatorio del Ebro pero por motivos de logística, a partir de este esta campaña hemos trasladado todo el sistema de recepción a la Residencia de Hermanos de la Salle, en Cambrils. Para abaratar costes se decidió usar un contenedor de barco para montar dentro todo el laboratorio de recepción. La instalación del contenedor y el posterior montaje del laboratorio fue mucho más complicado de lo esperado. Para ello se tuvo que contratar una empresa constructora que nos ayudara a hacer gran parte de la instalación.

Como toda la parte electrónica del receptor está dentro del contenedor, las condiciones en las cuales tiene que trabajar el receptor no son comparables con las del transmisor. No hace falta ninguna caja estanca para asegurar la integridad de los equipos así que se ha utilizado un rack para poder transportar el receptor de una manera cómoda y no perder tiempo montando y desmontando todos los componentes que lo forman.

 

El sistema de recepción es capaz de recibir simultáneamente de tres antenas: una Yagi de 5 elementos, un monopolo y una V invertida. De esa manera se aprovechan los diferentes modos de polarización que se propagan por la ionosfera, el modo ordinario y el extraordinario.

 
La antena Yagi, debido a su elemento activo, solo funciona eficientemente con las frecuencias próximas a 15 MHz. En cambio, el monopolo puede trabajar a diferentes frecuencias siempre y cuando se adapte la impedancia de la antena a la de la línea de transmisión (el cable). Por este motivo, también hace falta un adaptador de antena y una emisora de HF. Lo más interesante de este proyecto a nivel de aprendizaje y motivación para continuar con el, es que no te sientes encasillado trabajando en cosa en concreto ya que tu trabajo va cambiando según la época del año. Un día estás haciendo tareas de investigación avanzadas, otro día estas en la Antártida y otro estás montando una caseta.
Share

Comentarios

Qué buen título el del post de hoy. Es súper narrativo... dan ganas de que llegue el próximo capítulo ;)

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
1 + 10 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.