Blog del grupo de investigación GRITS. Redes de próxima generación para el Internet del futuro, Fog Computing e Internet de las cosas para implementar nuestros diseños personalizados en nubes híbridas ciberseguras, en sistemas de almacenamiento a gran escala y comunicaciones de larga distancia.

09 Marzo 2012 | Publicado por Equipo Editorial Antártida

Resumen de la primera fase de la campaña Antártica

Llevo tres años yendo a la Antártida y cada año es diferente. Hay gente que me pregunta si no se me hace duro, si no me aburro, si no me canso… La respuesta es clara, NO. Hay algo ahí que te engancha, que hace que te hace apetecer volver. Puede que sea nuestras ganas de aventura o de hacer cosas únicas y diferentes al resto del mundo. La primera fase empezaba a finales de noviembre y terminaba a finales de enero.

Este año me encontré una base completamente nevada. La nieve se deshizo rápidamente pero durante algunos días me daba la sensación que caminaba por mini-trincheras de nieve para pasar de un modulo de la base a otro. Por desgracia el primer mes hizo en general muy mal tiempo y algunos días se hacía duro trabajar allí. Tened en cuenta que la mayor parte de nuestro trabajo se realiza en el exterior.

El sol aparecía entre las nubes en algunos momentos del día, pero eran pocos minutos, suficientes para maravillarte con el fabuloso paisaje de la Antártida, ver ballenas, focas y pingüinos cerca de la “playa” y para darte cuenta de la suerte que uno tiene de poder ver con sus propios ojos todas esas maravillas. El segundo mes ya fue otra cosa, mejoró mucho el tiempo y se pudieron hacer medidas de radiación de nuestro sistema en muchos lugares de la Isla.

Normalmente se eligen picos altos para que la medida sea mejor así que se hicieron muchas excursiones en moto de nieve y en zodiac para llegar a ellos. Algunos picos tenían vistas espectaculares. La campaña transcurría tranquilamente pero de repente hubo una tormenta muy fuerte y rompió la antena del transmisor. Esto hizo que algunos componentes del sistema se quemaran.

Con la ayuda del equipo de Barcelona, reparé los componentes quemados y diseñé otra antena que funcionaba igual que la rota pero que era más robusta frente a tormentas y viento. No obstante, aunque la antena funcionaba correctamente, los componentes reparados no volvieron a funcionar al 100%. Como mínimo se pudo continuar la Campaña. 

Se pidieron a Barcelona unos componentes que nos faltaban para que acabara de funcionar todo perfectamente y unas semanas más tarde llegaron en barco. Marc acabó de montarlos como cuenta en su post y desde entonces el sistema volvió a funcionar perfectamente. Marc llegó a finales de enero y estuve con él una semana.

Durante este tiempo le expliqué como estaba el sistema e hicimos algunas excursiones por la zona. Fue una semana muy entretenida.

Ya tengo ganas de volver.

Share

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
2 + 14 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.